jueves, 26 de enero de 2017

EL USO DE LA ANESTESIA EN UN TRASPLANTE CAPILAR

El trasplante de pelo es una técnica quirúrgica, mínimamente invasiva, de carácter ambulatorio e indolora. 
Al tratarse de una cirugía menor requiere sólo de anestesia local, lo cual minimiza el riesgo que es practicamente inexistente. Una vez que haya finalizado y se haya recuperado de la anestesia, el paciente podrá regresar a su casa, sin que sea necesario quedarse ingresado en la clínica.
El día de la intervención de injerto capilar, el equipo de técnicos y enfermería prepara al paciente y, en función de sus caracteristicas, estado de ánimo y valoración médica se puede a continuación administrar un tranquilizante suave para ayudar a reducirle la ansiedad o nerviosismo y evitarle molestias durante la aplicación de la anestesia local.
A continuación en las áreas donantes y receptoras se aplica anestesia local con el fin de evitar la sensación de dolor,  escozor, y para contribuir a prevenir el edema (inflamación) severo en el periodo postoperatorio.
El equipo médico estará  controlando  en todo momento  que el paciente no sufra. Solamente sentirá ( y no en todos los casos)  algo de presión y tirantez en el cuero cabelludo, pero no llegará a sentir dolor.



Más infomación sobre Trasplantes capilares en  www.alopellclinic.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario